Ana Fernández – Ardavin, nos explica el papel que desarrolla en un estudio que lleva a cabo la ONU acerca de si existe o no penalización por maternidad.

Hace poco se ha presentado en la ONU el estudio “¿Existe penalización por maternidad?”, ¿cuál ha sido la razón que ha llevado a comenzar este estudio?

El motivo para presentar este proyecto es la voluntad de que exista una voz independiente, objetiva y fundamentada en el debate sobre igualdad que está de plena actualidad en todas las sociedades. Esta presentación en la ONU ha sido la primera acción de envergadura del think tank OMEI de la ONG Promoción Social.

¿Cuál es tu papel en este proyecto?

Dentro de este proyecto se han presentado varias ponencias con reconocidos especialistas en la materia. En concreto he participado desde el germen del proyecto, es decir desde la planificación y búsqueda de especialistas hasta la propia sesión como Side Event en NNUU.

Además también elaboré y presente una ponencia sobre la desigualdad en educación y en que forma `podía contribuir a la brecha salarial que existe hoy en día tanto en países desarrollados como en desarrollo.

¿Nos podrías contar en qué consiste este proyecto?

Este proyecto cuenta con varios estudios:

El primero sobre la brecha salarial y como está especialmente vinculada a la maternidad y no tanto al género.

Tu investigación está muy orientada hacia la brecha salarial y educativa entre hombres y mujeres. Si tuvieras que elegir una franja de edad en la que trabajar para combatir la desigualdad, ¿Cuál sería?

Sin duda alguna el mayor campo de batalla está en los años en que la mujer se plantea ser madre o tiene hijos pequeños a su cargo. En estos años es cuando los salarios de los hombres tienen una trayectoria claramente ascendente y en cambio lo de las mujeres se estancan. También en los programas de posgrado de perfil executive es donde también observamos un menor número de mujeres.

En algún momento se ha utilizado el término de “madres viejunas” para hablar de aquellas mujeres que se deciden a tener hijos en edades más tardías para desarrollar su carrera profesional primero. ¿Piensas que es por la posible discriminación a la que se enfrentarían o porque prefieren esperar a tener una mayor estabilidad?

Yo creo que los dos aspectos están muy vinculados. Las mujeres retrasan la edad de la maternidad para poder dar el salto a un puesto directivo al cual saben que no accederán después de la maternidad. pero existe un amplio grupo de profesionales que lo retrasan para alcanzar un determinado nivel salarial o para ser menos “prescindibles” es sus centros de trabajo.

¿Piensas que vamos por el buen camino para conseguir una igualdad plena? ¿Cuánto tiempo crees que va a ser necesario para llegar allí?

Creo que todavía estamos lejos ya que queda mucho camino en cuanto a concienciación de la población en general. Pero hay que ser positivo ya que se han realizado muchos progresos en las dos últimas generaciones.Según los datos, las mujeres se forman menos cuando ya tienen empleo que cuando no lo tienen, ¿Crees que se debe a que ya no necesitan seguir preparándose o hay algún motivo más como la falta de tiempo o prioridades? La falta de tiempo en determinados momentos es determinante y no solo por el cuidado de los niños también por el cuidado de los adultos dependientes que sigue recayendo sobre la mujer.

¿Cuál crees que sería la solución para aumentar el porcentaje de mujeres que hacen un post-grado en la edad de 35-45 años?

Creo que el tipo de formato es esencial para hacerlos más compatibles no solo con el trabajo, si no con el cuidado familiar. Para una mujer el formato fin de semana no es una buena opción mientras que si lo es para los hombres. También sería necesario programas para las mujeres que decidieron parar su vida laboral y después de unos años deciden reincorporarse al mercado de trabajo.

En tu opinión, ¿crees realmente que existe una penalización por maternidad?

Sin duda alguna. Existe penalización desde las escasas posibilidad de obtener un ascenso en la propia empresa hasta las enormes dificultades para un cambio laboral para las madres jóvenes. Además en los últimos años la extensión de la jornada reducida en solicitadas por las madres pero no por los padres ha incrementado la discriminación en muchos casos.

Muchísimas gracias Ana por la entrevista y por la bonita labor que desarrollas en el proyecto. ¡Ha sido un placer conocerte!

Si quieres leer más entrevistas a mujeres referentes que son un modelo a seguir, aquí las puedes encontrar.

CategoryEntrevistas