En algún momento de tu vida te habrás preguntado, ¿qué es la inteligencia emocional? Este es un tema que genera mucho interés y de mucha importancia para desarrollar relaciones sanas en cualquier entorno.

Por esta razón, nuestra colaboradora Yolanda Raposeiras Ferrándiz, coach especializada en Inteligencia Emocional y Procesos de Desarrollo Personal, nos ha preparado este artículo tan interesante, que nos ayudará a reconocer las claves principales para poder gestionar adecuadamente nuestras emociones en un lugar donde suelen surgir muchos conflictos: nuestro trabajo.

¿Alguna vez has sentido rabia, ira o frustración en tu entorno laboral? ¿Has visto cómo alguien ha perdido el control generando un fuerte conflicto?, o, peor todavía, ¿lo has perdido tú? ¿Te ha generado frustración algún suceso ante el cual no has podido actuar? Dejar aflorar la ira en el lugar de trabajo puede truncar el progreso laboral de una persona; por lo tanto, el auto control es fundamental, sobre todo cuando el ambiente laboral es desfavorable.

Según la definición de Daniel Goleman (2007), psicólogo y periodista estadounidense, “la inteligencia emocional es la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar los estados anímicos propios y ajenos”.

Es muy importante entender esto para  gestionar situaciones conflictivas  sin afectar la calidad de las relaciones interpersonales.

Aquí te dejo algunas claves que te pueden ayudar a gestionar las emociones y a tener un mejor ambiente laboral.

1.- Conocernos a nosotros mismos, conocer nuestras emociones, aprender a detectarlas y evitar el estallido.

Saber de dónde vienen esas emociones y dónde aprendimos ese tipo de comportamiento, nos puede ayudar a detectarlo y cambiarlo.

2.- Otro punto fundamental de la inteligencia emocional es saber cómo afectan nuestras decisiones y nuestros comportamientos a los demás.

Qué consecuencias tienen, qué ocurre después de enfadarme y cómo reacciona nuestro entorno. Esto nos puede ayudar a entender los efectos de nuestras reacciones y así tratar de evitarlos.

3.- Interpretar las emociones de los demás para evitar conflictos en el entorno laboral.

La empatía es la habilidad que nos permite reconocer las emociones de los demás y comprender sus reacciones. Saber por qué la otra persona actúa como actúa nos puede ayudar a gestionar la situación.

4.- Saber influir en los demás, conectar con la gente e inspirar también es parte fundamental de la inteligencia emocional.

Buscar puntos de contacto y acceso para conectar con el grupo se relaciona con la empatía y nos permitirá mejorar nuestras relaciones interpersonales.

La comunicación es otro factor decisivo para evitar el conflicto en el entorno laboral. Comunicar bien y saber transmitir exactamente lo que queremos decir, es fundamental para tener una buena inteligencia emocional.  Aquí hago hincapié en que una comunicación adecuada no solo incluye las palabras, también incluye los gestos y actitudes que acompañan nuestro mensaje y, sobre todo, una buena retroalimentación.

Por ejemplo, si intentamos transmitir la necesidad de realizar un trabajo de forma urgente y lo comunicamos con un tono apático y desmotivado, nuestro interlocutor puede interpretar que no es un tema importante y dejarlo para otro momento, lo que podría ser una fuente de conflicto.

Si te ha resultado interesante este artículo y te apetece empezar a trabajar la inteligencia emocional, te propongo un reto: la próxima vez que tengas un conflicto en el trabajo, párate un momento a pensar y apunta en una agenda, si habías entendido el mensaje correctamente, cómo te ha afectado lo que ha pasado, detalla tus sentimientos, las emociones que has tenido y por qué has actuado de esa manera.

Haz lo mismo con la otra persona, dedícale un momento a pensar y anota cómo crees que se ha sentido y por qué ha reaccionado así. Después, debes analizar si las cosas podrían haber sido de otra forma y cómo habría cambiado el resultado.

El conflicto no es siempre negativo y en algunos casos puede ser el inicio de algo muy importante. Lo que es negativo es la manera que tenemos de gestionarlo.

Muchísimas gracias, Yolanda, por compartirnos estos consejos que, sin duda, nos ayudarán a mejorar nuestro autocontrol y a desarrollar nuestra capacidad para evitar situaciones de conflicto.

Cuéntanos, amig@ lector@, ¿qué te ha parecido este artículo?

Si tienes alguna duda, escríbenos y te atenderemos.

 

 

CategorySalud
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Antes de enviar el formulario, debes leer esta información básica sobre protección de datos aquí:

  • Responsable: WOMEN COACHING SL.
  • Finalidad: responder a tu consulta y enviarte información útil sobre nuestros servicios.
  • Legitimación: tu consentimiento a través de este formulario.
  • Destinatarios: No cedemos tus datos a terceros, salvo por obligación legal. 
  • Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, suprimir, portabilidad y oposición a tus datos. Los datos de contacto serán almacenados en nuestros servidores y en Mailchimp, nuestro proveedor de mailing. 
  • Info adicional: puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en el enlace Política de Privacidad al pie de esta página.